miércoles, julio 18, 2007

Huesca empequeñece un poco más

Mildred se va al garete definitivamente. 400 puestos de trabajo menos de un plumazo en una ciudad de 50.000 personas.

La actitud de Elboj muy mala. Para algo que podría haber hecho, apoyar a los trabajadores como el alcalde de Monzón, no lo ha hecho. Aliaga un día dando esperanzas y al otro diciendo que era muy difícil encontrar una solución.

Pero Elboj y Aliaga son personajes secundarios en este cuento. Los verdaderos culpables son los encargados de Mildred, que han llevado a la fábrica a su cierre con su mala gestión pero ellos no tendrán problemas para llegar a final de mes, no como los trabajadores. A propósito, ¿qué pasará con las ayudas concedidas por las instituciones para ampliar la producción? Me imagino la respuesta, lo que no sé es si hay leyes que obliguen a devolverlas. De no haber leyes así, debería haberlas o cambiar la manera de fomentar la instalación de empresas.


Mirando al futuro, Elboj dice que las 400 personas ahora en paro encontrarán trabajo más o menos pronto. ¿Huesca es capaz de crear 400 nuevos puestos de trabajo en pocos meses? Me gustaría que fuera así pero soy bastante pesimista.

Todo esto me hace recordar una definición de persona jurídica: "manera de obtener beneficio individual sin correr riesgo individual". Pues eso, los trabajadores a la calle y los propietarios a vivir. ¡Qué asco de mundo!

Luis y Guillermo lo cuentan bastante mejor.

PD: antes lo digo, antes saco tiempo. ¡Vivan Murphy y sus leyes!

ACTUALIZACIÓN: Cambridge habla en su blog desde otra perspectiva; a él el asunto le toca de lleno.

1 comentario:

jessica dijo...

No hay que darle más vueltas, todos sabíamos como iba a acabar esto aunque siempre queda un mínimo de esperanza. Todos los políticos han dejado muy claro que les interesaba mentir porque llegaban las elecciones. Gracias por to.