martes, noviembre 24, 2009

Dos findes distintos

Hacía días que no publicaba sobre mis vivencias en los States, y aquí paso a resumir brevemente estos últimos días.

Dias días atrás mi cumpleaños, que lo celebramos en la casa junto a mi otro compañero que también los cumple el mismo día que yo. Una barbacoa estilo argentino con el postre hecho por mi con extraña forma pero bueno al fin y al cabo. Estuvimos con varios de sus amigos y compañeros de clase. Cervezas y un rato de salida nocturna en Adams Morgan, la calle con bares cercano a la casa.



Aquí se puede apreciar el pastel de queso y limón, por raro que se vea estaba bastante bien. Mi madre consiguió advertirme (algo tarde) de las proporciones así que la siguiente tarta saldrá perfecta.



El día siguiente despedida de Raquel que volvía a España la cual todos extrañamos bastante. Es la protagonista del viaje a NY y Halloween entre otros.



El pasado viernes se celebró un potluck (evento donde cada uno lleva comida típica o propia para compartir) por Thanksgiving (Acción de Gracias) en clase, a la cual preparé una tortilla de patata algo decente y que gustó bastante. Me estoy conviriendo en todo un cocinetas ;)



La semana pasada el colega de Huesca de mi clase se lesionó jugando al fútbol y este fin de semana cambios las explroaciones noturnas por la visita a su casa, ya que es un momento difícil para él y además probamos otras actividades. Mañana le dicen los resultados, esperemos no sea grave al final.

El domingo aproveché, ya que me levanté pronto, para ir de museos: el del Aire y el Espacio y el de Museo Nacional del Indio Americano (esté último lo relataré junto a otros más tarde).

Como seguidor de la carrera espacial y amante de todo tipo de (fricadas) cosas relacionadas con el espacio y tecnología, disfruté como un enano viendo todo el museo. Réplicas, miniaturas la mayoría y algúna cosa original; la historia de la aviación y de la carrera espacial bien explicadas. Paso a mostrar las fotos más llamativas con su respectiva mini-explicación.




Aquí la capsula con la que volvieron los primeros astronautas que pisaron la luna: la misión Apolo 11 (1969). Bastante machacada y pinta de vieja, es claramente la joya del museo. Está envuelta por un plástico protector que se ve por el flash de la cámara.



El Sputnik I, primer satélite artifial lanzado por los rusos, emblema que comenzó la carrera entre las dos superpotencias de la guerra fría en 1957. Allí, colgada en mitad de la sala, casí no se ve para la importancia que tiene.



Entrañable encuentro en la nave Apolo y Soyuz que se acoplaron juntas, en todo un ejercicio de coordinación de USA y URSS lo que fue considerado el fin de la "carrera" espacial. (1975)



Maqueta colgada del la Estación Espacial Internacional (ISS) aún sin terminar. Ni rastro de la MIR ni de casi ningún proyecto ruso quitando el Sputnik, Gagarin y misiles balísticos.



El Trasbordador Espacial, la única nave capaz de traer satélites a la tierra, el equivalente ruso no llegó a desarrollarse.



Primer satélite militar americano que obtuvo imágenes de la tierra desde el espacio con bastante definición, entre otras las de algunas bases rusas secretas. Al lado exponen videos explicativos sobre las imágenes que tomaron y declaraciones de los políticos de la época.



El telescopio Hubble (sin las placas solares) que tantas imágenes nos ha dado.



La Skylab, la primera estación espacial norteamericana (la primera fue la rusa saliut), bastante grande a simple vista pero mucho más pequeña que la ISS o la MIR. Aún así da gusto verla en vivo. En su interior se muestra como vivían los astronautas, la ducha, el gimnasio-cocina y donde hacía sus necesidades, relamente instructivo.

Además en el mismo museo esta toda la historia sobre la aviación, modelos de todo tipo desde el primer avión, los bélicos de la segunda guerra mundial a prototipos, aunque realmente no me llamaron demasiado la atención. La capsula del apolo 11 y varias rocas lunares es lo más cerca que he estado de la luna. Da que pensar que todos esos esfuerzos llevados a cabo con una tecnología bastante básica dieran tantos resultados y hoy día no se plantea algo así ni de lejos.




Después de los museos, me acerqué al capitolio, edificio emblema de USA y realmente impresionante cuanto más te acercas. Hipnotizado, acudí directo a verlo de cerca y a realizar la típica foto, sin embargo impresiona por su tamaño y bien cuidado. Recomendado ya que toda la zona de museos y edificos principales están entre enormes jardines donde se puede respirar algo de paz.

3 comentarios:

Alicia dijo...

Que guay!!!! un friki en frikilandia.... por cierto te animo que las siguientes publicaciones las hagas en inglés (subtituladas por si acaso)

Anónimo dijo...

hereje¡¡

logan dijo...

jose comenta mejor andaaa