lunes, marzo 10, 2008

¿Adiós al odio?

EL PP ha vuelto a perder las elecciones. La estrategia de la crispación y el enfrentamiento radical y a muerte ha fracasado estrepitosamente. Era todo o nada, han fracasado totalmente. Cuatro años llamándonos amigos de los terroristas por apoyar una negociación con ETA (como hicieron todos los presidentes de la democracia: Suárez, González y también Aznar. Todos tuvieron el apoyo de la oposición, Zapatero no. Acebes, Rajoy, Pedro J. y Losantos prefirieron otra cosa); cuatro años acusando a todos, PSOE, Guardia Civil, servicios secretos extranjeros, a todos, absolutamente a todos lo que no se creyeran lo de las "mochilas" y el "ácido bórico", de estar detrás del 11-M únicamente porque no aceptaron la derrota del 2004; una legislatura desacreditando al tribunal que juzgaba el peor atentado de nuestra historia para no tener que reconocer sus mentiras; cuatro años de afirmar que todo aquel que no comparte su idea de España (la de "hablar catalán en la intimidad" no; ahora tocaba la de antes rota que roja) es un antiespañol y un traidor a una patria que se está rompiendo; en definitiva, cuatro años sembrando odio y sacando lo peor de cada uno (esta es la principal contribución de Aznar y sus criaturas a la política) para ganar unas elecciones y al final no lo han logrado. Siguen en la oposición, más desacreditados que nunca, con un partido en el que todos se han llenado de mierda hasta el cuello. Es el problema cuando el líder y la cúpula son unos radicales; los de abajo tienen que serlo más que ellos para despuntar ante los ojos del jefe y, si se pierde, además de no tocar poder todos quedan llenos de mierda y desacreditados de cara al futuro.

Y deberían mirárselo, no ya sólo por el bien de todos (es algo que el PP actual, el de Acebes, Rajoy, Elorriaga, Mayor Oreja... nunca hará, mirar por el bien de todos. Pero tampoco Gallardón, nunca le he escuchado en contra de usar el terrorismo como arma electoral o posicionarse en contra de la teoría de la conspiración), sino por el suyo propio. Si después de todo lo anterior y de movilizar a sus bases como nunca y causar mucho, mucho hastío entre la izquierda y el centro, provocando cierta abstención en Andalucía y Cataluña (graneros socialistas) no han logrado ni siquiera ganar por la mínima, se lo tienen que pensar muy, muy mucho y eso sólo tiene una salida: renovación completa, de arriba a abajo, que la segunda derrota se lleve a la escoria (no me sale otra palabra para los Martínez Pujalte o Del Burgo) y se cree un partido de derecha civilizada, ya ni siquiera moderada, civilizada, con civilizada y sentido de Estado me conformo. Fracaso total y absoluta para las tesis extremistas y de confrontación radical del PP de los últimos años y de medios como la COPE o El Mundo (y pensar que yo antes leía eso...).

Resumiendo, cuatro años mintiendo día tras día con un cinismo más allá de todo límite (ellos jamás han apoyado de la teoría de la conspiración; fue Zapatero quien estuvo a favor de la guerra de Irak; Aznar jamás prometió ser generoso con el "Movimiento Nacional de Liberación Vasco", ETA...) para caer derrotados nuevamente y no remontar ni un sólo escaño. Dimisión en pleno de la camarilla del PP ya y si tienen que escindirse en dos partidos, uno de derechas (Núñez Feijoo) y otro de extrema derecha (Aguirre, Acebes), que lo hagan.

Ese odio que han sembrado incluso ha calado en determinadas personas. Esto es lo peor que ha podido pasar pero de hecho ha pasado. Ya en la noche electoral del 96 se pudo escuchar a los más ultras en la sede del PP "Pujol enano, habla castellano". En el balcón, Aznar sonreía. Días después, el mismo Aznar reconocía que hablaba catalán en la intimidad y le cortaba la cabeza a Vidal-Quadras para asegurase la mayoría con el apoyo de ese "enano". Los principios de no ceder a los nacionalistas se derrumbaban en un abrir y cerrar de ojos por llegar al poder. No lo critico, los pactos son necesarios, pero enfrentar, insultar y luego decir que aquí no ha pasado nada no.

Ayer, más de lo mismo. Insultos a los medios de parte de los más ultras (que se vayan a Falange o creen el Frente Nacional) y la parte razonable intentando calmarlos. Es en estos en los que confío para que se cree un partido de derechas del siglo XXI, aunque la izquierda lo tengamos más jodido para ganar pero se tienen que quitar mucha mierda de encima. Más ultras: Rajoy salió al balcón de Génova y dijo a sus militantes, más o menos: "he llamado a Zapatero para felicitarle". La turba de abajo comenzó a gritar "Zapatero embustero", "Zapatero dimisión" nada más ganar unas elecciones. Rajoy y Acebes tenían la sonrisa en la boca. Su estrategia ha sido un fracaso absoluto: dimisión ya. Además de querer una derecha que no me ponga al borde del infarto quiero dejar de practicar el voto del pánico.

PD: lo anecdótico, ¿a quién se le ocurrió que saliera la mujer de Rajoy? Con esa cara de derrota no tendría que haber salido.

PD 2: Losantos dijo literalmente en Libertad Digital TV el mismo viernes, el día en el que fue asesinado Isaías Carrasco, esto: "permite con su crimen que Zapatero se haga la víctima un fin de semana para ganar las elecciones y volver a negociar con la banda la semana que viene. Es de temer que su cálculo sea acertado". Más, aquí. Había un vídeo en Daily Motion, pero lo han capado. ¿No van a denunciarlo? El voto de ayer fue contra el odio y el veneno, no para que personajes como éste sigan creyéndose totalmente impunes.

6 comentarios:

HombreRevenido dijo...

Pues a mí no me parecen más ultras que los obispos "socialistas". Pero vamos, si tú lo dices, al paredón con ellos, porque sólo les han votado 10 millones de inconscientes...
Ahora a investigar un poco y que esos dementes no puedan volver a votar nunca más. Faltaría más.

De todos modos ahí están los resultados: la derecha económica tiene el 90% de los votos. Y el bipartidismo cómplice y tramposo el 83%.
Lo demás son consigmas y chapas. Y el juego bobalicón de la prensa para más gloria de nuestra inmadurez democrática.

Criticar el odio con odio es muy discutible (racionalmente).

Defender of the Faith dijo...

Cuándo he dicho yo que vayan al paredón? Me gustaría saberlo. Lo que he dicho, y lo mantengo, es que los ultras que han impuesto su línea en el PP deben dimitir. Movilizando a sus votantes como nunca y creando una crispación y un enfrentamiento que no había siquiera en tiempos de la Transición (al menos entre los grandes partidos) han perdido, su estrategia ha fracasado estrepitosamente.

Segundo: el ultra que sale gritando en el audio debería marcharse y fundar un partido de extrema derecha y con él muchos, bastantes o pocos, no lo sé, votantes del PP. Y pedir la dimisión de un presidente el mismo día que es reelegido es sencillamente vergonzoso y da una idea de lo que valen para esas personas los votos que no son los suyos.

Tercero: a gente como Jiménez Losantos se le tiene que encausar por cosas muy graves que ha dicho (ahora mismo está testificando por una denuncia de la Guardia Civil, a quien acusó de estar detrás del 11-M, por ejemplo). Si eso es pedir que vaya al paredón y que no pueda votar nunca más...

Cuando se pierde hay que tomar medidas. Cuanto más tiempo se deja pasar (el 15 de marzo de 2004 tendría que haber sido la renovación) más grande tiene que ser la renovación.

Anónimo dijo...

Ahora que se acerca el aniversario de la Republica, convendría recordar a nuestros mayores que con tanto afán han luchado y, sobre todo, resistido por ella. Vecino de Huesca es Jesús Pérez Prado, que ha dado ejemplo toda su vida con su coherencia, saber estar y valores propios de la izquierda. Gran luchador contra la dictadura franquista durante toda su larga vida, sufrió repetidas veces en sus carnes la represión. Ahora mismo, pese a los achaques de su edad, sigue en la trinchera combatiendo con su lúcida y afilada pluma contra la derecha nacional católica que nos atenaza. Columnista habitual del Diario del Alto Aragón, Heraldo de Aragón y del Círculo Republicano “Manolín Abad” es un referente para la juventud que sigue recogiendo la antorcha del relevo de los grandes ideales. Nadie le ha hecho ni una triste entrevista, a esta persona que lo ha dado todo (y lo sigue dando) por la República. Tiene muchas enseñanzas que transmitir, ideas que se pueden perder y que su natural modestia impide pregonar. Es uno de los pocos “mayores” que nos quedan y tiene mucho que contarnos. ¿Por qué no se le hace un homenaje, de momento por Internet y más tarde en persona? Se lo merece. Antes de que sea demasiado tarde.

Salud y República

Antonio Visús Jarne

HombreRevenido dijo...

Paredón metafórico, por supuesto.
Pero el PP es un partido independiente y hará lo que crea que tiene que hacer (¿tú sabes el dinero que les producen los ciento y pico escaños?). Me sorprende esa especie de ajuste de cuentas postelectoral.

He visto crispar durante muchos años a mucha gente como para que ahora piense que Rubalcaba o Acebes no son la misma escoria (por mucho que estén etiquetados de forma diferente).

Por supuesto que sería lo propio que dimitieran, sobre todo si quieren ser alternativa real dentro de cuatro años. Pero he de decir que a mí me importa un bledo. Ahora bien, la falacia es extrapolar a un retrasado en un audio con un colectivo tan amplio como los votantes del PP. Eso es injusto.

Yo pienso que ZP (entre otros) es un facha de manual (pero ni me parece mal, ni entro a juzgar si es táctica o realidad, ni creo que tenga nada que reprocharle a la gente honesta y deshonesta que confía en él).

Anímate y celebra que han perdido (por los pelos). Hay que saber perdonar y dar la mano. Piensa que donde ayer había un obispo triste había un comisario de la SGAE brindando con cava.
Un saludo y perdona que sea tan quisquilloso.

Anónimo dijo...

¿A cuento de qué viene el spam del tal Visús Jarne? Ya lo he visto en otros blogs.

Wireless dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Wireless, I hope you enjoy. The address is http://wireless-brasil.blogspot.com. A hug.