jueves, enero 10, 2008

Guachimán no es un superhéroe aunque lo parezca

Sigo aterrizando en España. Mi cuerpo lleva ya más de dos semanas en Huesca pero la cabeza todavía esta atravesando el Atlántico. Aún estoy bastante descolocado y no encuentro cosas de Huesca o España para comentar pero El País me ha venido a echar una mano. El pasado domingo sacaba una última de Juan Diego Flórez, pronunciado Flores, un tenor peruano que actuará en Oviedo en unos meses. La entrevista a Juan Diego Flórez me va a servir para hablar de una de las cosas de las que más ganas tenía: el idioma peruano, a priori parecido al español. Recalco lo de aunque a priori lo parezca.

Juan Diego Flórez es primo de uno de mis porteros del departamento que tenía en Lima. Sí, portero, qué se le va a hacer, vivía en uno de los barrios "pitucos" (pijos). A decir verdad tampoco era portero, era un "guachimán". Sí, guachimán, del inglés watchman (guarda). Es la palabra que más gracia me ha hecho en estos tres meses.

Uno de los sitios donde más problemas había con el idioma era en el supermercado. La leche de soja no era de soja, era de "soya" (como los "piyamas" y casi todas las palabras con ja) y las cocacolas, naranjadas y demás eran gaseosas. Luego te acercabas a la carnicería y pedías 100 gramos de beicón, palabra inglesa que yo pensaba que se usaría en casi todo el mundo, pero las caras de extrañeza del carnicero me hicieron ver que no es así. "¿Beicón?, ¿y eso qué es?". "Pues eso al lado del jamón york". "Ah, tocino". Pero lo mejor llegaba en la caja, donde también se compraba tabaco (Marlboro rojo, el Marlboro de toda la vida. Eso sí, muy suave). En menos de dos segundos retrocedías 50 años en el tiempo. En cada caja había una persona que te iba poniendo la compra en bolsas, como Morgan Freeman en "Cadena perpetua" aunque no tenían pinta de presidiarios. Además te llevaban el carrito a casa, no nos dejaban llevárnoslo a nosotros aunque luego lo devolviéramos. Me resultaba bastante incómodo, pero bueno sigamos con la compra. Conversación para pedir chicles: "Pues todo esto y un paquete de chicles". "¿Qué marca, señor?". "Cualquiera, bueno Trident". ¿Cuál?". "Trident, Trident". "Señor, no le entiendo". "Trident, esa (señalando con el dedo)". "¡Ah! Traident"... Allí ya me quedé muerto y se me olvidan muchas más. Pues nada, cogí "la boleta" y "el vuelto", llegué a casa y metí todo al "freezer" (nevera) para luego pasarlo al "kitchener" (cocina). Suerte que el piso ya venía "amoblado", con "secadoras" (trapos de cocina) incluidas, que se me olvidaba.

Otro apartado "conflictivo" era el de la tecnología, cosa lógica por otra parte. El ordenador era la computadora, el ratón mouse y el móvil celular. Hasta aquí entendible. Más problema eran los portátiles, que se llaman "laptop" ("encima de los muslos" literalmente), los "sidis" (el CD, vamos) o el "debedé" (DVD, es que allí no existe la uve. Hay be y be chica, no uve). Después de esto ya me hacía una idea de por dónde iban los tiros y cuando me tocó pedir un pen drive pues pedí eso, un pen drive. Si en España también usamos el nombre inglés, en Lima con más razón. Pues no, nueva sorpresa, se llama puerto USB. Entre esto, el beicón/tocino y cambiar los géneros de las palabras, yo empecé a pensar que había una conspiración para hacer imposible una conversación sin miles de ¿qué?.

A los amigos peruanos les gustaba mucho hablar de música. Con la de risas que se echaban con nosotros, los españoles, no me extraña. Yo al principio pensé que no conocían a U-2 (dicho u dos) y me sorprendí muchísimo, así que les dije "sí hombre, 'With or without you' o 'Sunday, Bloody Sunday'". A pesar de decir esto en mi inglés de Oxford, ellos seguían sin saber de quién hablaba e insistí: "joder, el grupo de Bono". Y se hizo la luz. "Ah ya, dices U-2 (yuchú), ¿pero cómo lo has llamado? Jajaja". Además de pedir que me repitieran el nombre de casi todas las canciones inglesas en "español", había otra cosa y era que cada vez que salía AC/DC, "eisidisi", pues claro yo pensaba en Santiago Segura y Florentino Fernández. y en cómo sería un concierto de "eisidisi" en Lima con estos dos pesos pesados en el escenario. Y para un grupo en español que teníamos en común, Héroes, va y a Bunbury se le entiende la mitad.

5 comentarios:

Jomra dijo...

Salud

¿Compraba en Wong? :S

En fin, lo del idioma es de lo más gracioso, hablamos el mismo, pero con palabras distintas :P. Como lo de "pinchos", cuidado con eso según donde estés, o eso de andar "tirando" (a) las puertas, en vez de jalarlas... y qué sé yo, mil y un cosas más (aún recuerdo la primera vez que dije a alguien que se "corriera", refiriéndome a que se apartara un poco, hasta hoy escucho los jajas).

Con respecto al inglés, creo que todo lo que se dice en inglés (o títulos/nombres que no se traducen) en un lado, en el otro se dice en castellano, y viceversa...

Hasta Luego ;)

Defender of the Faith dijo...

compraba en el vivanda. Como curiosidad, no sé si te has enterado del boicot iniciado contra el Wong a causa de que lo haya comprado una empresa chilena.

Se me ha olvidado comentar en el post lo de "lookear", ver, de "look". La primera vez que lo escuche fue de un amigo que me dijo "lookea esa chica"

Jomra dijo...

Saludos

Sip, es una pena que se les boicotee por eso en vez de, por ejemplo, por el desprecio de Wong por los sindicatos o los derechos de los trabajadores (no era una empresa modelo ni mucho menos)... Pero los peruanos somos ovejas nacionalistas, y con estas cosas se nota.

¿Y chequear?

Hasta Luego ;)

Defender of the Faith dijo...

de todas maneras el nacionalismo peruano es "raro". No sé qué lo diferencia del español pero hay una parte que no es la misma que el de aquí. En fin, son sensaciones, no sabría explicarlo porque además el nacionalismo es un tema en el que he cambiado medianamente de idea

Y en cuanto los derechos de los trabajadores. Joder, es que no me imagino a los sindicatos que hay, al menos al de construcción civil (o destrucción civil), defendiéndolos la verdad. La cosa está muy jodida. Tú que tienes más idea de cómo está la cosa en Perú, cómo lo ves?

Anónimo dijo...

Ay, juro q te leo, y cómo me lo pude perder!!(te leo porque así se un poco más de tí!!)
Amigo que piña!(q mal) estar lejos de nuestra gente.Los chongueritos(fiesteros)españoles se quitaron(fueron) para dejar chela(cerveza) al resto de nuestro querido pub,que cada viernes aun sin nosotros se meten una bomba(borrachera). Mi pata(colega) y yo volvimos templados (enamorados)de las tierra peruanas.Y así desde entonces nada mas q chambiar (trabajar) y chancar (estudiar) para guardar unas cuantas lucas(soles), en fin plata (dinero) para el regreso en nuestro paseo (vacaciones). Cha su mare -la concha de su madre- (nada bueno) lo caro que está el pasaje en verano!! Bueno broder también podemos hacer una chancha(colecta) entre nuestras causas (amigos) por la felicidad!! Amigo lindo,Viva el Perú!!La maño-chola!