jueves, febrero 07, 2008

La paga extra del Gobierno

Desde luego que si el Gobierno quería que se hablara de sus propuestas lo logró con la devolución de 400 euros de la cantidad total que se paga por IRPF. Más todavía con su explicación de "progresividad", esa "progresividad" que 400 euros no suponen nada para un rico pero sí para gente con, pongamos, 20.000 euros de salario anual. Claro que se olvidaron de los que no pagan IRPF porque sus ingresos son muy escasos. Menuda "progresividad". También se les pasaron los autónomos pero ya hay una propuesta para que se beneficien.

Por lo que tenía entendido, estas medidas se suelen hacer cuando la economía va mal y hay superávit para meter dinero en el mercado y salir de la crisis (porque es casi seguro que nos encaminamos a una crisis económica) tirando del consumo interno. Supongo que los asesores del PSOE habrán preferido dar una explicación tan ridícula como la de "devolución progresiva" a decir las cosas como son. Pienso que ya somos mayorcitos como para que nos digan la verdad, al fin y al cabo no es Zapatero el que está haciendo hundirse las bolsas mundiales.

Menos mal que la propuesta de dar estos 400 euros durante los próximos cuatro años no ha cuajado. El monto es de 5.000 millones de euros cada vez que se aplique. El Estado tiene un superávit de 20.0000 millones de euros, así que en cuatro años nos hubiéramos pulido el superávit sin haber invertido en educación, sanidad, carreteras, mejorar los sueldos de policías, guardias civiles y demás funcionarios, I+D y un larguísimo etcétera de cosas más necesarias que una devolución fiscal por la jeta. Menos mal que no hay elecciones cada año porque valiente manera de malgastar el superávit, y eso que soy partidario de que no haya superávit e incluso, algún año que otro, déficit público pero para hacer esto como que no.

Pero es que seguimos siendo un país de pandereta comparado con Europa. Aquí, los políticos han entrado en una carrera para ver cuál propone una reducción mayor y eso que somos de los países europeos con menor presión fiscal y gasto social, acercándonos más en este sentido a Polonia y Lituania que, ya ni siquiera al paraíso escandinavo, simplemente a Francia. Hay una cosa que está muy clara: si queremos seguir manteniendo el Estado del bienestar al que hemos llegado, los impuestos no pueden bajar indefinidamente y menos en unas cantidades así. Es inasumible si se quiere mantener el actual nivel de la educación, la sanidad, etcétera... pero si queremos acabar como en los países del Este, con un capitalismo salvaje y una sanidad exclusiva para el que se la quiera pagar, pues vamos bien.

Hasta en Italia, probablemente el país más bananero de Europa, hay políticos con opciones de gobernar que no prometen bajadas a lo loco (enlace a las reformas fiscales propuestas en plena campaña en varios países). Esas bajadas salvajes de impuestos al único sitio que nos pueden llevar es a ser una copia de Estados Unidos. Y Estados Unidos tendrá muchas cosas buenas pero copiarle en lo peor que tienen, el sistema social, dejando lo de las armas aparte, es de ciegos. Más en un momento en el que hasta los candidatos demócratas lanzan propuestas más o menos tímidas para universalizar la sanidad, acercándose al modelo europeo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Amigo no parece opinar lo mismo que tu el señor emilio botín, presidente del banco de españa, que habla de regresión económica mundial y dice ser uno de los pocos países con capacidad de soportarlo, por lo saneado de las arcas públicas y por la posición de la banca española frente al bano mundial. Habrá que escuchar bien y no confundir a la gente con el tema, y más los que os dedicais a la difución pública. Los economistas hablan de ralentización de la economía, algo que era más que evidente, el crecimiento económico que ha soportado españa en los últimos cuatro años de gobierno de los bocazas, era imprensable por cualquier país europeo. La economía se ha ralentizado pero nadie habla de que no haya crecimiento, todo lo contrario, solo que el ritmo de crecimiento disminuyó, ahora es el momento de echarle un pulso al consumo, de ver cual es la capacidad de responsabilidad del ciudadano. En una cosa tienes razón , el gobierno no necesitaba adoptar medidas populistas para ganar estas elecciones, las ha ido ganando mes a mes.

Monica Tello dijo...

Hola señor s, que tal te va la vida?

Saludos extremeños!!!!!!!!!!!!!

Señor_S dijo...

Hola Monica, pues bastante liado haber si pongo algo en el blog que toy muy vago y mis compis tienen que hacer todo el trabajo, gracias por tu comentario, espero que te vaya todo muy bien.
besos

Defender of the Faith dijo...

Anónimo: yo también pienso que es una regresión mundial, al igual que las bolsas de todo el mundo y que los gobiernos, por desgracia, en temas de macroeconomía poco pueden hacer, tanto para bien como para mal. La economía de un país depende más del ciclo que no del gobierno. De todas maneras puede que sea una crisis para la que España esté en mejores condiciones que en otras anteriores

En cuanto a bocazas, fue por cómo explicaron la "progresividad" de la medida. Y apelar a la responsabilidad del ciudadano cuando vienen mal dadas es intentar escaquearse del marrón, que como he dicho antes se debe a un principio de recesión mundial. Allí poco pueden hacer los gobiernos (al igual que en época de vacas gordas)

Y eso de que el gobierno ha ido ganando las elecciones mes a mes... las encuestas le dan una victoria muy ajustada